Desde hace 25 siglos: “a2 + b2 =c 2″  Así de simple.